Safari Móvil en Botswana

Posted by:Sapphire

¿QUÉ ES UN SAFARI MÓVIL?

 

Con reminiscencias de las expediciones llevadas a cabo por los primeros exploradores, un safari móvil está dirigido por un guía profesional acompañado por un pequeño convoy de personal del campamento y el equipo necesario para un viaje autónomo por el desierto.

La flexibilidad de un safari móvil permite a los viajeros acceder a áreas silvestres remotas dentro de los parques nacionales y reservas de Botswana, mucho más allá de los límites de un safari matutino desde un lodge. Un itinerario de safari móvil típico puede variar entre 6 y 10 noches de duración, visitando varias áreas dentro de los parques nacionales y reservas, pasando de 2 a 3 noches en una ubicación determinada.

 

Es exactamente el concepto de Glamping! "Glamourous - Camping". 

 

Normalmente se conduce entre 2 y 6 horas para llegar a un nuevo destino. Es toda una experiencia y no es el concepto que tenemos de cruzarnos media España en ese tiempo, ya que por el camino vamos haciendo safari, disfrutando de los animales, y parando a comer con paisajes increíbles como telón de fondo

Este tipo de viaje le permite apreciar los cambios sutiles en el entorno a medida que se mueve de un área a la siguiente, y aprender acerca de las fuerzas que impulsaron estos cambios y dieron forma al paisaje contrastante a su alrededor.

 

"La emoción no está solo en el destino, sino en el viaje en sí"

 

Botswana es especialmente afortunada porque la Asociación de Hostelería y Turismo (HATAB), junto con el Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, ha reservado zonas privadas para el uso exclusivo de operadores móviles con licencia, garantizando a los viajeros una experiencia del "bush" verdaderamente exclusiva.

 

Hay una gran variedad de safaris móviles disponibles, desde safaris básicos, donde los huéspedes deben participar en las tareas diarias del campamento hasta safaris de lujo, con todas las comodidades de un lodge y un equipo de servicio para administrar el campamento. Independientemente del grado de safari que elija, una cosa es cierta: acampar ya no significa tener que pasar apuros.

Un safari móvil ofrece un nivel de comodidad que la mayoría de la gente no asociaría con acampar en la naturaleza.

Hay algo mágico en la atmósfera creada por el brillo suave y cálido de una linterna de parafina, bañándose bajo el cielo estrellado de la noche, contando historias al calor de una fogata admirando su parpadeo.

Además de los safaris diarios, hay muchas otras experiencias que vivir. Entre ellas hacer safaris a pie, paseos en mocoro por los rios, safaris nocturnos, vuelos panorámicos en globo,… ¡e incluso disfrutar de las Cataratas Victoria!  

 

Cataratas Victoria - Sapphire Viajes

 

A diferencia de las idas y venidas constantes de los safaris desde un lodge, un safari móvil ofrece al viajero una sensación de continuidad y la oportunidad de conocer a su guía y distintos entornos aportando un gran valor añadido a su experiencia.

Los grupos pequeños (generalmente de 6 a 12 personas) garantizan que disfrute de la exclusividad y la atención personalizada.

Al estar totalmente inmerso en la naturaleza las 24 horas del día, un safari móvil le permite apreciar plenamente la verdadera esencia de África. En safari, no hay despertadores, periódicos ni teléfonos móviles. Sus sentidos se despiertan por las llamadas de la naturaleza, el olor de la primera lluvia, la suave brisa africana y las impresionantes puestas de sol.

Un safari móvil es la mejor experiencia de safari en una de las últimas y auténticas tierras salvajes de África.

 

 

        

 

 

 

UN DÍA EN UN SAFARI MÓVIL

El día comienza con la salida del sol.

Un "koko" suave (un toque en la puerta en Setswana) a la entrada de su tienda de campaña a las 5:30 de la mañana será su despertador. Un barreño de agua caliente estará listo para su ducha.

El agradable sonido de la cafetera. Té recién hecho a fuego lento.

 

 

Un desayuno ligero recién servido. ¡Y listos para disfrutar de un gran día!

La mejor hora del día para disfrutar del game drive es a primera hora de la mañana y al final de la tarde, ya que la mayoría de los animales se retiran a las sombras para descansar durante el calor del día. ¡Verles desayunar es una experiencia incredible!

Después de haber pasado la mañana explorando la naturaleza en busca de los tesoros escondidos de Botswana, regresaréis al campamento donde la comida estará preparada bajo la sombra de un árbol Marula.

Ya que los animales se cubren del calor del día, ¿por qué nosotros no?. Este es tu momento para disfrutar leyendo, charlando, o simplemente durmiendo un rato.

 

Camp andbeyond expeditions - Sapphire Viajes

 

 

Por la tarde, saldréis otra vez a buscar animales. Disfrutaréis de ver a los cachorros despertar de la siesta y observaréis cómo se reúnen en los abrevaderos para saciar su sed implacable. Cuando el sol se pone en el horizonte, solo queda maravillarse ante el esplendor de una puesta de sol africana y con una cervecita en la mano, brindar por la maravilla de la naturaleza.

A vuestro regreso al campamento, podréis disfrutar de una ducha caliente bajo el cielo estrellado y contar historias alrededor del calor de la fogata con vuestros amigos para revivir los eventos y la emoción del día.

Disfrute de una maravillosa cena con una selección de vinos sudafricanos con el telón de fondo mágico del cielo nocturno africano. Os sorprenderán las historias de los guías, quien llevan toda una vida en el bush.

Después de estar unos días en una misma zona, os trasladarán a otra zona. El equipo montará el campamento, viajando en el vehículo de suministro para preparar el campamento en la siguiente parada –donde estará todo preparado esperándoos.

 

NUESTRA EXPERIENCIA EN SAFARI MÓVIL

Tuvimos la oportunidad de hacer el safari móvil de andbeyond Expeditions. Recomendamos especialmente está empresa por la profesionalidad de sus guías, Ka Tembo que así se llamaba nuestro guía nos llevó durante diez días desde Chobe River Front hasta el Delta del Okavango cruzando todo el parque nacional de Chobe hasta Savute, de ahí al aréa de Khwai y después en avioneta al Delta, la única forma de llegar.

El equipo de los campamamentos en los que nos ibamos alojando, con su eterna sonrisa, nos deleitaban en cada comida con sus cantos. Lo que más nos sorprendió fue la bollería que hacían en un horno en la hoguera con el punto de cocción perfecto que superaba a muchas pastelerías de renombre. Simplemente impresionante. Las tiendas donde dormíamos a pesar de que las montaban y quitaban cada dos días, tenían todo lo necesario para poder descansar. Una cama de hierro con colchón, sábanas y mantas. Además teníamos un cuarto de baño privado en nuestra tienda con los amenities de andbeyond.

Por recordar algunos momentos.... por ejemplo, el tercer día, después de un buen desayuno a base de huevos revueltos, poníamos rumbo al sur del Parque Nacional de Chobe, a la zona de Savute. La ruta consistía en safari hasta la puerta de Ngoma, después de varios poblados, nos adentrábamos por chobe Forest National park, una zona muy frondosa con muy poca actividad humana y después de seis horas llegábamos a la entrada de Savute de Ghoha Hills. Volvía a empezar nuestro safari hasta el camp que llegamos en torno a las dos de la tarde. Una vez más el equipo de explorations de Savute nos esperaba con nuestras tiendas preparadas. Tenían la misma estructura que las de chobe. La única diferencia el equipo humano y la localización. El planteamiento el mismo. Después de una comida y una pequeña siesta empezaba nuestro safari por Savute. Lo que más ilusión nos hizo fue localizar el punto donde siete meses atrás disfrutamos como enanos de observar a tres crías de leones que jugaban trepando a un árbol y comían de un búfalo que habían cazado sus progenitores la noche anterior, bajo la atenta mirada del león dominante de la manada. Los restos del búfalo seguían ahí! Muy cerca pudimos disfrutar de un gin tonic con hielo y limón admirando una puesta de sol espectacular y como telón de fondo la planicie abierta llena de zebras. La sensación era como estar en el mismo Serengueti! 

 

Atrás quedaron comidas sin fin, noches estrelladas, conversaciones eternas, emociones encontradas, momentos de mucho calor… y frío, ocho días sin wifi, avistamiento de más de ochenta especies de animales diferentes, de más de mil quinientas fotos…. Y nos queda la esperanza de poder volver a disfrutar la magia de un safari móvil en algún otro momento de nuestras vidas. 

 

 

 

 

“Al único hombre al que envidio es aquel que no ha estado aún en África, ya que él tiene tanto que esperar” - Richard Muller